REDUCCIÓN MAMARIA

Es un procedimiento de naturaleza reconstructiva, ya que su objetivo es eliminar las molestias causadas por un peso excesivo del busto. La técnica de reducción mejora la forma, tamaño, posición por el efecto de levantamiento, lo cual también produce un resultado estético.

Indicaciones: pacientes con busto excesivamente grande que limita actividades de la vida diaria como el ejercicio y síntomas asociados como dolor de espalda, cuello, hombros, infecciones en surcos y pliegues mamarios.

Procedimiento: la técnica de reducción mamaria depende de la cantidad de tejido mamario a resecar y levantar. Usualmente la talla del brassier se reduce de 1 a 2 tallas aproximadamente. Las incisiones más utilizadas son:

  • Vertical (lolypop)
  • T-invertida (anchor)

Cuidados: es un procedimiento ambulatorio; el paciente puede recuperarse en casa con el manejo de antibióticos y analgésicos orales. El baño se inicia después del primer día de la cirugía. Se usa un bra especial por lo menos 1 semana.

Recuperación: 1era. semana reposo en casa, 2nda. semana reanudar actividades laborales y 3era-4ta semana la actividad física es permitida de acuerdo con su evolución.

Complicaciones: necrosis del complejo areola-pezón*, cambios en la sensibilidad del complejo areola-pezón, asimetrías, infección, sangrado, moretones, cicatrización anormal (hipertrófica o queloides).

  • *Factores de riesgo para necrosis del complejo areola-pezón: reducción mamaria de >1000gr, levantamiento >10 cm, tejido mamario denso y fibroso, pexia con implante, reducción secundaria, IMC >30, tabaquismo, diabetes, cicatrices en la mama, desnutrición en pacientes postbariátricos, predisposición a eventos trombóticos y uso de algunos medicamentos.

Sorry, the comment form is closed at this time.