LIPOESTRUCTURA FACIAL / INJERTO – INYECCIÓN – INFILTRACIÓN GRASA FACIAL

FACIAL FAT GRAFTING

La mejor forma de reponer el volumen perdido a nivel facial (atrofia) es el uso de grasa. El tejido graso propio o autólogo es abundante y se puede obtener de diversas partes del cuerpo. A su vez, se necesita una pequeña cantidad para lograr un resultado quirúrgico satisfactorio. Este procedimiento puede realizarse solo o en conjunto con una ritidectomía (facelift). La grasa es el mejor relleno que se puede usar, no causa reacción, se reabsorbe un pequeño porcentaje y el resultado/integración del tejido es permanente.

Indicaciones: pacientes que deseen restaurar volumen y proyección facial, así como atenuación de surcos, arrugas o hendiduras generadas por el envejecimiento.

Procedimiento: se obtiene el injerto de tejido graso usualmente del abdomen, a través de una pequeña incisión del ombligo. El producto obtenido es preparado para su inyección. La infiltración de la grasa se realiza con microcánulas a través de pequeños orificios a nivel facial.

Utilidad del injerto graso facial

Aumento de volumen:

  • Labios
  • Mejillas
  • Mentón
  • Ojeras (tear trough)
  • Sienes (temporal)
  • Comisura oral (línea de marioneta)
  • Línea mandibular (jowls)

Atenuación de surcos:

  • Nasolabiales
  • Periorales o código de barras
  • Entrecejo
  • Preauriculares

Cuidados: es un procedimiento ambulatorio con anestesia local y sedación.

Recuperación: en 2 a 3 días el paciente puede volver a sus actividades.

Complicaciones: moretones, hinchazón y comezón leve, los cuales se resuelven en pocos días.

Sorry, the comment form is closed at this time.